Con la mediación las causas judiciales se solucionan en 15 días. Los usuarios ahorran tiempo y dinero.

Los casos de pago de pensiones alimenticias, cobro de deudas e incumplimiento de contratos se resuelven en 15 días gracias a la mediación, cuyo día nacional se conmemora hoy.

Este sistema consiste una herramienta judicial para solucionar conflictos en la que las personas, asistidas por un mediador, procuran un acuerdo voluntario a través del diálogo, para resolver sus diferencias sin llegar a un juicio.

Si bien en el país este sistema existe “por más de 10 años”, desde el 2014 ha tenido un repunte, comenta Mélida Auquilla, coordinadora del Centro de Mediación del Consejo de la Judicatura (CJ) del Azuay.

Desde enero del 2014 hasta julio de este año en la provincia del Azuay han ingresado 10.509 causas, de las cuales 3.362 se han instalado en audiencias y de estas se han resuelto 2.643, detalla la funcionaria.

“Solo de enero a julio de este año en el Centro de Mediación hemos receptado 1.637 casos y de estos se han resuelto 461, que representan el 81,2 por ciento..”, añade.

Entre las materias que se tratan en mediación están: el pago de pensiones alimenticias, régimen de visitas (para hijos de padres separados), ayuda para mujeres embarazadas, el cobro de deudas, incumplimiento de contratos o de promesas de compra venta, casos de inquilinato, el tema laboral y asuntos de convivencia vecinal. “Las causas penales no se tratan en mediación”, aclara Auquilla.

Proceso

Para acceder a la mediación, un ciudadano debe acudir al Centro de Mediación que está en el Complejo Judicial del Azuay, en la avenida José Peralta y Cornelio Merchán. Luego, llenar una solicitud con sus datos, la información de la persona a quien desea llamar a mediación y una breve descripción del conflicto.

A la solicitud tendrá que adjuntar una copia a colores de la cédula de identidad y otro documento relacionado con el caso. Una vez que ingresa el documento, se le entregarán dos invitaciones con la hora y fecha de la audiencia. “El solicitante es quien debe entregar al invitado el oficio de convocatoria…”, sostiene Auquilla.

Si el día de la audiencia falta alguna de las partes, se emite una segunda invitación. Si esta vez acuden las dos partes se procede con la mediación, pero, si acude solo una o ninguna de ellas, se emite una constancia de imposibilidad de mediación y se cierra el caso “porque en mediación un caso solo puede estar 15 días”, explica la coordinadora del Centro de Mediación

Relevancia

Soledad Cárdenas, secretaria jurídica del Centro de Arbitraje y Mediación de las Cámaras de la Producción del Azuay (CAM), que está en la avenida Federico Malo 1-90, frente al Parque de la Madre, considera que la mediación es importante en la legislación Ecuatoriana. Primero por la validez legal que esta tiene, ya que el acta que firman las partes tiene el valor que le da la Ley como una sentencia.

Igualmente, es un medio alternativo de solución de conflictos en donde pondera los intereses de la persona a través del diálogo y “es una manera de difundir la cultura de paz…”, expresa. (PVI)-(I)

MÁS DETALLES

  • El Centro de Mediación del CJ de Azuay tiene cinco mediadores que atienden 20 audiencias diarias, es decir, 400 audiencias mensuales que incluyen las segundas invitaciones, indica Mélida Auquilla, coordinadora.
  • Los costos administrativos del servicio de mediación del CJ aplican para ciertas casos. Se pueden revisar en la página: www.funcionjudicial.gob.ec. Otras materias o casos no tienen costo, el proceso es gratuito.
  • El Centro de Arbitraje y Mediación de las Cámaras cobra por sus servicios de acuerdo a un estudio, señala Soledad Cárdenas, pero “al ser un centro privado se garantiza el tratamiento de los casos”.
Fuente: El Mercurio

Comentarios

Su comentario